Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Accidente Cerebrovascular (ACV) representa la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos, a nivel mundial. 15 millones de personas sufren un ACV por año, de las cuales cinco millones mueren y un 30% queda con una discapacidad permanente. En la Argentina, se estima que una persona sufre un ACV cada cuatro minutos y que mueren alrededor de 20 mil personas por año.

En ALPI, un 70% de los pacientes que ingresaron en la institución durante 2017 lo hicieron como consecuencia de un ACV. En este marco, el Dr. Pascual Lucio Serra (neurólogo, MN 36.032), director médico de la entidad, acerca algunos consejos para prevenirlo.

Factores de riesgo:

  • La diabetes
  • La hipertensión arterial
  • La obesidad
  • El sedentarismo
  • La ausencia o escasez de una dieta balanceada que incluya verduras, frutas y pescados
  • El estrés
  • La falta o práctica inadecuada de actividad física

Factores de prevención:

  • Realizar una actividad física acorde a la edad y cuerpo de cada persona
  • Mejorar la calidad de vida
  • Caminar
  • Generar un cambio filosófico personal
  • Brindarle más tiempo a la familia
  • Leer
  • Disfrutar de actividades al aire libre
  • Chequeo médico preventivo

Síntomas:

  • Hormigueos en brazos, piernas, boca, labio o lengua
  • Disminución de fuerza en un sector del cuerpo
  • Hipertensión arterial
  • Colesterol alto

Ante estos síntomas se debe recurrir inmediatamente al médico. Pero también para chequeos y controles de presión arterial y colesterol que pueden prevenir el ACV. Estos análisis son poco cruentos y se realizan con ecografías, angiodigital y angioresonancia.

“Antes se decía que estaba bien tener una presión arterial mínima de 9 y una máxima de 14. Con esas cifras ya estamos hablando de pre hipertensión o hipertensión. La mínima tiene que estar entre 6 y 8 y la máxima en 12, dependiendo de la edad”. Esto, explica Serra, se puede controlar con diferentes medicamentos, así como el estado metabólico de los lípidos y las cifras del colesterol (que no debe pasar de 200).

“Para vivir mejor debemos comer mejor, generar menos estrés, caminar más, disfrutar al aire libre, buscar los alimentos adecuados para estar sanos y que la vida nos alcance para vivir, no para que nos sobre”, concluye Serra.

www.alpi.org.ar


Compartir:
CLOSE
CLOSE