Fisiatría Médica consta de dos etapas. Una inicial que implica la entrevista con un profesional y una segunda instancia que se focaliza en el tratamiento. El proceso de rehabilitación comienza con una primera entrevista con el médico fisiatra que se ocupa del diagnóstico funcional, tratamiento y pronóstico de las diferentes patologías.

Entre las funciones del médico fisiatra se encuentran la tipificación de la discapacidad y un diagnóstico funcional; la determinación de la modalidad de tratamiento; la prescripción del tratamiento de rehabilitación (jerarquizado-integral-oportuno); un seguimiento de la evolución durante el proceso terapéutico una vez comenzado el tratamiento y la posterior determinación del alta del paciente, en los casos que correspondan.

Luego del proceso inicial, los kinesiólogos se encargan del tratamiento general y del dolor de cada paciente (en caso de que lo hubiera). Además, son los responsables de sugerir el uso de ortesis y prótesis externas, equipamiento, ayudas de marchas y adaptaciones para el hogar, que son prescriptos posteriormente por el médico.

Fisiatría Médica también brinda un servicio de aplicación de toxina botulínica para espasticidad y fenol; tratamientos de dolores crónicos que se realizan a través de la Proloterapia  y confección de yesos sucesivos.


Compartir:
CLOSE
CLOSE