Desde hace tres meses, la sede Soler cuenta con un laboratorio que se encuentra en pleno funcionamiento, donde se procesan las muestras de sangre y diferentes materiales biológicos de los pacientes internados en la institución. Además, allí también se realizan todo tipo de análisis bacteriológicos. El trabajo de laboratorio dentro de la entidad facilita los procesos, reduce los tiempos de respuesta y resuelve urgencias en lapsos más cortos. Reducir el tiempo de respuesta permite un accionar más rápido, en casos de descompensación. El laboratorio de ALPI está automatizado para los análisis que se realizan y su sistema de gestión permite enviar los resultados de forma electrónica.


Compartir:
CLOSE
CLOSE